Havana Car History

havana auto co

Havana Auto Co., de los mayores distribuidores de automóviles de La Habana a principios del siglo XX.

Con la llegada del primer automóvil a La Habana en el año 1898, fue aumentando progresivamente la cantidad de vehiculos que rodaban por las calles de la capital cubana. Para el año 1910, la cifra de los que estaban en circulación rondaba aproximadamente las 4000 unidades.

Pronto se fueron estableciendo un número significativo de casas distribuidoras de automoviles. Algunas con una apreciable inversion de capital, representaban a las principales marcas existentes en la época.

Entre las mas reconocidas casas importadoras establecidas en aquel entonces estaba la Havana Auto Co. Esta empresa tuvo su primera sede en la calle Marina número 12, justo frente al malecón habanero. Se estima que poco tiempo después de su inauguración, contaba con un capital ascendente a 350´000.00 pesos.

La construccion de un magestuoso edificio.

El auge y crecimiento de la afamada casa automovilista fue tal, que a finales de 1919 inauguró un nuevo y moderno edificio de 5 pisos. La edificacion se construyó en una ubicación señalada como la Calzada de Infanta esquina al mar. Más exactamente en el espacio que actualmente ocupa el actual Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en la rampa habanera.

El gran edificio erigido por la empresa contaba con un área de 2500 metros cuadrados por cada piso. En él residian oficinas, talleres de mecánica, chapistería y carpintería. Contaba además con salones de exposición de automóviles y una moderna estación de servicios. Para el uso de esta última, se dispusieron tanques de almacenamiento de gasolina con una capacidad de 45,000 galones.

Según registra la prensa de la época, la estructura del gran edificio era muy resistente. Prueba de ello es el hecho de que durante las labores de construcción, soportó en la azotea el peso de un cilindro a vapor de los empleados para compactar las carreteras.

Se refiere en los medios escritos que el cartel lumínico colgado en la entrada desde el día de su inauguración tenía letras de más de 4 metros de alto. Para darle visibilidad en la noche, se alumbraba con la ayuda de 700 bombillos incandescentes. Cuentan que era tal su luminosidad, que superaba a la luz del faro del morro. Prueba de ello es que se lograba observar a más de 19 millas náuticas desde el mar.

Para trasladar los vehículos a cada uno de los pisos, se instaló un elevador con capacidad para 4 unidades al mismo tiempo. Esto en particular, lo hacia uno de los mayores elevadores de la época a nivel mundial. Como prueba de la capacidad de carga, se narra que en él se elevaron dos cilindros de vapor. Ambos artefactos se subieron hasta la azotea durante los trabajos de construcción.

Las huellas de su trayectoria y su destino.

En el registo de marcas y patentes de La Habana consta que muchas de las marcas que distribuía la Havana Auto Co, se registraron a solicitud de esa propia firma. Entre las marcas registradas se encontraban: Renault, Hupmobile, Pierce Arrow, Mercer, Anderson y Premier. La empresa tambien trabajó con muchas otras marcas a lo largo de los años.

marcas registradas por havana auto co
Marcas registradas por Havana Auto Co en el registro de marcas y patentes de La Habana.

Durante el tiempo que duro la primera guerra mundial, la casa dejó de importar vehículos europeos. En ese periodo continuó con la comercialización de marcas provenientes de Norteamérica. Al finalizar el conflicto bélico en noviembre de 1918, fue de las primeras compañías en reanudar la importación de autos desde el viejo continente.

De su ultimo edificio se supone que haya sido demolido en los años 50 con el auge de modernización y construcción de la Rampa habanera. En su lugar actual se encuentra el edificio que sirve de sede al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Cuba.

Edificio de la Havana Auto Co. frente al edificio Dodge Brothers (Ortega y Fernandez). Foto tomada posterior al paso del ciclon de 1926.

Sobre el destino final de Havana Auto Co. no hemos encontrado datos en publicación alguna del generoso archivo automovilístico que obra en nuestro poder. Desconocemos hoy en día si la misma tuvo algún cambio posterior en su razón social. Estas interrogantes están por responder y forman parte ya de futuras investigaciones.

2 comentarios en “Havana Auto Co., de los mayores distribuidores de automóviles de La Habana a principios del siglo XX.”

    1. Hola Ignacio! Como siempre, es un placer compartir una parte de la historia automovilistica de Cuba, esa que se encuentra ahi dormida en documentos de la epoca y estan esperando a ser develados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!