Entre los primeros, “El Automóvil Club de Cuba” fue fundado en el año 1914.

Según consta en su acta fundacional, El Automóvil Club de Cuba, se constituyó en La Habana el día 1ro de mayo de 1914 en el Hotel Miramar a las 5:30 pm, en la intersección de las esquinas de Prado y Malecón.

Hotel Miramar en la esquina formada por las calles Prado y Malecón.

El primer reglamento del Club expresaba que el mismo tenía fines de carácter social.

Entre esos fines de carácter social destacaba el fomento del automovilismo en Cuba, la protección mutua entre los socios del club, y el mejoramiento de las condiciones en que se desenvolvía el automovilismo en la isla.

En otro de sus artículos se declaraba que el Club no tendría carácter político alguno, ni patrocinaría fiestas políticas de ninguna especie.

Su primer presidente fue un abogado nombrado Antonio Sánchez de Bustamante Jr.

En el año 1918, fue electo presidente el señor Andrés A. de Terry quien ocupó la presidencia de dicho club por 11 años consecutivos.

andres a de terry presindente del automovil club de cuba de 1918 a 1929.
Andres A. de Terry presidente del Automovil Club de Cuba durante el perido 1918-1929.

El Automóvil Club de Cuba se destacó no sólo como un club nacional y deportivo, sino por su afiliación a la Asociación Internacional de Clubes de Automóviles (AICA) y el intercambio de relaciones y cortesías con otros clubes similares del mundo.

En bases a sus relaciones con la Asociación Internacional, el club brindaba un sin número de beneficios a los extranjeros relacionados con el automovilismo en sus visitas a la isla.

Por iniciativa de las autoridades directivas del club, en su época se gestionaron con éxito diversos asuntos relacionados con la entrada al país de los automóviles que traían los turistas extranjeros.

Se facilitaron así, tanto las franquicias de que debían disfrutar, como el tiempo de su permanencia en Cuba.

Gracias a lo anterior, se emitieron al respecto sendos decretos presidenciales en agosto de 1928 y julio de 1931.

Encabezado de contraportada de la revista ACC, organo oficial del Automovil Club de Cuba.

El automóvil Club de Cuba, intervenía además en las carreras de automóviles que se celebraban en el país y dedicaba atención al mejoramiento del tránsito.

Constituyó también un órgano de consulta para la implantación y reformas de las reglas del tránsito.

El presidente del Automóvil Club de Cuba, era nombrado como miembro con voz y voto de importantes comisiones nacionales, como la Comisión de promulgación de la Ley de Obras Públicas, y la Comisión de Transportes.

El órgano oficial de El automóvil Club de Cuba fue una publicación impresa fundada en septiembre de 1925.

La publicación nombrada A.C.C., veía la luz con carácter mensual por un precio de 30 ctvs. y su distribución era gratuita para todos los asociados al club.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!