La R. M. Hollingshead Co. de Cuba y sus 98 productos de calidad Whiz.

Un anuncio publicitario de una revista automovilística de la Habana en 1929 rezaba:

Renovador “Whiz”, no solo hace que los fuelles viejos se vuelvan nuevos, sino que los impermeabiliza y aumenta años, su durabilidad y utilidad, así como los protege contra el desgaste y la intemperie. Deja un acabado negro brillante muy bonito, que no se cuartea, ni rompe. Es de fácil aplicación y seca enteramente durante la noche. Úsese para los fuelles y cortinas de cuero, imitación de cuero o pantasote.”

Eran famosos en la época los productos de mantenimiento y renovación de la marca Whiz, bajo cuyo sello se ofrecían “98 productos de calidad”.

Entre los productos comercializados bajo la afamada marca, se encontraban aceites, grasas, limpiadores y conservantes para distintos usos. Su empleo principal estaba dirigido a los sectores del automóvil y del hogar.

La marca Whiz, abarcadora de tan amplia gama de productos, era suministrada en La Habana y Santiago de Cuba por la R. M. Hollingshead Co of Cuba. cuya casa matriz tenía su sede en Riverton, Wyoming.

Los inicios del negocio Whiz.

La empresa, que tomó el nombre de su fundador Richard Milton Hollingshead, fue fundada por este en 1898.

Publicidad de los productos Whiz, publicacion Magazine Automovilista, La Habana.

El negocio de R. M. Hollingshead se inició con la producción artesanal y venta de productos para lustrar y cuidar monturas de caballo, como parte de su visión y diversificación, pronto amplió la fabricación a productos de mantenimiento y conservación para carruajes de tracción animal.

Con la aparición y extensión del uso del automóvil, la empresa desarrolló nuevos productos para satisfacer las necesidades nacientes de mantenimiento y conservación del automóvil.

Entre los productos desarrollados para la industria automotriz, se destacaban aceites para válvulas, cilindros, motores y dinamos; pasta para esmerilar, líquido para limpiar la carrocería, entre otros.

Suministro de guerra, crecimiento y expansión.

Durante la primera guerra mundial, la R. M. Hollingshead Co., puso sus recursos al servicio del gobierno de los Estados Unidos y suministró productos para el frente de guerra.

Entre los principales productos de uso militar se destacaban los zapatos impermeables Hollingshead con “aceite de pie” para proteger los pies de los soldados. Grasa de ejes para carros y cañones; y jabón de silla para proteger las monturas de caballos.

El suministro de provisiones de guerra, jugó un papel importante en la consolidación financiera y expansión de la empresa que en ese periodo multiplicó su capacidad de producción y sus activos.

De los mayores incendios en la historia de la industria química de EEUU.

El 30 de julio de 1940 se desató un incendio de grandes proporciones el tercer piso de uno de los edificios de la planta de producción de R. M. Hollingshead Co. en la ciudad de Camden. New Jersey.

Incendio de la planta de producción de R. M. Hollingshead Co. en la ciudad de Camden. New Jersey.

El siniestro catalogado como uno de los mayores de la industria química de los Estados Unidos, se originó por la combustión de múltiples químicos inflamables.

Las llamas consumieron la totalidad del edificio y se propagaron hacia varios edificios de vivienda del vecindario.

Según datos de la prensa de Camden, las pérdidas materiales se estimaron en alrededor de 2 millones de dólares de aquella época. Las pérdidas de vidas humanas se contabilizaron en 10 y los hospitalizados alrededor de 200

Richard Milton Hollingshead Jr. y la invencion del autocine.

Hacia el año 1945, con el fallecimiento de su fundador a la edad de 77 años, la dirección de la compañía quedo en manos de Richard Milton Hollingshead Jr. y W. Stewart Hollingshead, hijos del famoso empresario.

Un dato curioso sobre Richard Milton Hollingshead Jr. es que debe su fama a la invención del autocine. Cuando la gran depresión se apoderó de Estados Unidos en 1932, experimentó el concepto de cine al aire libre en el patio trasero de su casa.

R. M. Hollingshead Jr. Instaló una pantalla con altavoces detrás y colocó y proyector Kodak de 1928 en el techo de un auto para proyectar un filme. Se dice que con esta acción, estaba tratando de acomodar a su madre, que con un gran volumen físico, no podía acomodarse correctamente en los asientos estándares de un cine.

EN agosto de 1932, Richard Milton Hollingshead Jr. solicitó una patente para su autocine y antes del 6 de junio de 1933 abrió su primer Drive inn theatre en New Jersey. EL autocine funcionó por 14 meses y luego tuvo que cerrar por falta de ganancias.

Los autocines florecieron después de la segunda guerra mundial con tecnología de proyección y audio mejorada. Para el año 1958, existían alrededor de 4000 autocines en Estados Unidos y Canadá.

Evolución hacia nuestros días.

A principios de la década de los años 70, R. M. Hollingshead Co. era el tercer mayor empleador de Camden.

En el año 1971 fue adquirida por la empresa Dayco Corporation, luego en 1974 por la compañía Classic Chemical Co. hasta el año 1981 que se disolvió por el cierre de la planta de Camden de esa última compañía.

Finalmente, en 1982 R. M. Hollingshead Co. fue adquirida por Malco Products Inc. con sede en Barberton Ohio. Actualmente la empresa Malco Products Inc. es la propietaria la marca Whiz la cual es ofrecida entre otras en su sitio web.

Finalmente en 1982 R. M. Hollingshead Co. fue adquirida por Malco Products Inc. con sede en Barberton Ohio. Actualmente la empresa Malco Products Inc. es la propietaria la marca Whiz la cual es ofrecida entre otras en su sitio web.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!